Entrenamiento personal | LA DANZA COMO HERRAMIENTA PARA EL MOVIMIENTO, por María López
393
post-template-default,single,single-post,postid-393,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge | shared by vestathemes.com,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

LA DANZA COMO HERRAMIENTA PARA EL MOVIMIENTO, por María López

LA DANZA COMO HERRAMIENTA PARA EL MOVIMIENTO, por María López

A día de hoy, casi todo el mundo tiene claras las ventajas que aporta el ejercicio físico, independientemente de la edad o forma física. Y es que no sólo vale con ir al gimnasio y ejecutar las series y repeticiones de las diferentes máquinas, sino que más importante que eso es tener una buena conciencia corporal, saber cómo se mueve y por tanto, cómo ejecutar correctamente cada movimiento. Esto es algo que no aplicamos y que deberíamos, ya no sólo durante el tiempo que dedicamos a ejercitarnos, si no también en nuestro día a día. Es por ello que hoy hablamos de una de las herramientas que podemos utilizar para conocer un poquito mejor nuestro cuerpo, y, por tanto, a nosotros mismos: la danza.

Aunque nunca os lo hayáis llegado a plantear, bailar aporta beneficios a nuestra vida diaria que han sido avalados científicamente:

 

  • Según un estudio publicado en The New England Journal of Medicine, la danza puede reducir la pérdida de memoria y prevenir la aparición de demencia.
  • Ayuda a mejorar la flexibilidad y por tanto, aporta mayor movilidad a nuestro cuerpo a la vez que logras conocer mejor éste y sus límites (y seguramente, rebasar algunos de ellos).
  • Es una disciplina que requiere mucha movilidad y corrección postural, y por lo tanto logra mejorar tu equilibrio aprendiendo a controlar tu centro.
  • La concentración que requiere seguir una pauta musical establecida, ayuda a la concentración (así como a la memoria mencionada anteriormente), y mantener así el foco durante toda la sesión. Además, gracias a esta concentración podríamos considerar la práctica de una hora de danza como una hora de “meditación” o reflexión contigo mismo, donde tu único propósito es mejorar cada movimiento y dejar fuera todo lo demás.

 

Y es que, utilizando técnicas muy básicas y sencillas, obtendremos resultados en todo nuestro cuerpo, pero sobre todo en nuestra columna que aportaran calidad a nuestro día a día. Para ello, hablaremos principalmente de danza contemporánea, ya que es la técnica que permite mayor libertad de movimiento y mayor flexibilidad de la columna, y por tanto nos ayuda a lograr una espalda más sana. Porque no necesitamos asistir a una sesión de danza si no es lo nuestro para lograr estos beneficios, así que en las próximas entradas iremos mostrando sencillos ejercicios que podréis incluir en vuestros calentamientos antes de entrenar en los que notaréis esas mejoras en cuanto a la conciencia de vuestro propio cuerpo. Y es que, si tenemos que estar con él toda nuestra vida, será mejor que lo conozcamos bien, ¿no?

No Comments

Post A Comment